La formación del personal docente para el desempeño de los nuevos roles que se exige es un tema que abarca, en la actualidad, una gran atención. ¿Por qué ocurre? ¿Por qué es necesario acreditar competencias en el ámbito docente en teleformación?

Por varios factores como los cambios sociales, el desarrollo tecnológico, la globalización de la información en la sociedad del conocimiento y la consiguiente influencia de estos factores en el sector educativo.

Desde el ámbito formativo es necesario preparar a las personas para hacer frente a los avances y cambios. Una formación que les capacite para el aprendizaje, la resolución de problemas y para enfrentarse a las nuevas situaciones que se les presentan.

Para ello los docentes deben desarrollar primero en sí mismos y después en el alumnado una serie habilidades, actitudes y competencias.

Este último término, competencias, va adquiriendo cada vez más una mayor relevancia y se está abordando desde diferentes perspectivas y dimensiones.

¿Cuáles son las competencias en el ámbito docente en teleformación?

En la formación e-Learning, un aspecto que forma parte de estas dimensiones y es esencial para las nuevas funciones del personal docente, son las competencias tecnológicas. Que junto con las competencias culturales (dominio de la materia), competencias pedagógicas (aspectos didácticos) y competencias personales (características personales), constituyen las cuatro dimensiones principales para el ejercicio de la docencia.

Los cambios que el e-Learning ha originado en el proceso de enseñanza-aprendizaje afectan a multitud de variables; se han visto modificadas las características de los destinatarios, el rol del alumnado, los métodos, los medios, los recursos, etc. y todo esto influye en el desempeño laboral del profesorado.

Ante esta nueva situación, el personal docente necesita poseer una serie de competencias, capacidades y características, que les posibilite el desarrollo de sus funciones.

En definitiva un conjunto de habilidades entendidas de forma integral a nivel del “saber”, “saber hacer” y “saber ser”.

¿Qué son las competencias tecnológicas en teleformación?

Las competencias tecnológicas son el conjunto de conocimientos y habilidades​ que permiten un uso seguro​ y eficiente de las tecnologías de la información y las comunicaciones.

Las competencias tutoriales y tecnológicas están integradas por las siguientes capacidades:

  • Comunicación: el docente debe mostrar habilidades comunicativas, aprovechando las diferentes herramientas de comunicación disponibles, con el objetivo de crear un entorno interactivo y participativo, en el que el alumnado se sienta cómodo y seguro.
  • Dinamización: el docente debe ser capaz de dinamizar la acción formativa, haciendo que el curso que se esté desarrollando esté en constante movimiento, con un alumnado muy activo.
  • Motivación y autonomía: es importante que el alumnado esté motivado y cuente con la autonomía necesaria para conseguir superar con éxito la acción formativa. Pero esta tarea no concierne solo al alumnado, el docente debe detectar los factores que inciden en el interés de los participantes, y fomentar esas capacidades en el grupo, tanto de forma individual como colectiva.
  • Disponibilidad: un factor importante en un curso e-Learning es el tiempo. El docente debe tener una disponibilidad horaria que le permita atender al alumnado dentro de los límites máximos establecidos, esdecir, debe dar retroalimentación o feedback en un tiempo no superior a 24 horas desde que el alumno o alumna le plantea la consulta.
  • Adaptación a la diversidad de participantes de una acción formativa. Es importante considerar los diferentes estilos de aprendizaje y características propias, y adaptar el material, dinámicas, etc., a los mismos.
  • Colaboración: en los cursos e-Learning la colaboración es un factor clave, tanto para la construcción conjunta del conocimiento como para elfomento de la interacción e incremento de la motivación de los participantes. El tutor o tutora debe desarrollar los valores del trabajo en equipo y colaborativo entre el alumnado a través de las acciones y tareas planteadas.
  • Toma de decisiones y consenso: el tutor o tutora debe aprovechar cualquier observación por parte del alumnado o cualquier necesidad detectada, para reorientar la acción formativa si es necesario, dando soluciones y llegando a acuerdos con los participantes sobre tareas a realizar, tiempos de entrega, etc.
  • Transmisión de valores: el docente debe transmitir al alumnado los valores derivados del uso de internet, como pueden ser aspectos morales o éticos, seguridad en la red, privacidad, derechos de autor, etc.
  • Facilitación de la información: el tutor o tutora ya no debe simplemente transmitir al alumnado la información, si no enseñarles a “moverse” por la gran cantidad de fuentes que tienen disponibles, ayudándoles a ser críticos e identificar cuáles de ellas pueden ser fiables, útiles y adecuadas para los fines perseguidos. Del mismo modo, debe ser en sí mismo una fuente de información y recursos, que facilite al alumnado en todo momento los que este necesita o requiere, y resuelva las dudas planteadas.
  • Habilidad técnica: el docente debe tener destrezas informáticas, tanto para el manejo de la plataforma y demás herramientas utilizadas en el desarrollo de la acción formativa, como para la resolución de problemas técnicos planteados por el alumnado.
  • Evaluación y seguimiento: el docente debe estar atento de forma permanente al seguimiento y evaluación del alumnado, así como del proceso formativo. Debe estar pendiente en todo momento del avance del grupo, identificando a aquellos participantes que puedan estar en riesgo de abandono, para poner en práctica las acciones necesarias para “su rescate”.

Todas estas competencias debe poseerlas el tutor de la acción formativa online, dichas competencias las pondrá en práctica a lo largo de la acción formativa.

¿Cómo puede el tutor demostrar su competencia e-learning?

Los tutores de cursos e-learning pueden acreditar competencias en el ámbito docente en teleformación.

La formación que se aconseja para adquirir competencias e-learning son los cursos de Tutor-formador para certificados de profesionalidad” y Moodle para profesores editores con dicha formación el tutor tendrá las competencias e-learning necesarias para impartir cursos online. Competencias que ligadas a unas buenas prácticas, como las que vimos en el artículo Decálogo de un docente eLearning, pueden asegurar el éxito en el proceso de enseñanza.

Esta formación para acreditar competencias en el ámbito docente en teleformación no es obligatoria siempre que se tenga experiencia y/o las capacidades citadas anteriormente.

Si por el contrario quieres impartir Certificados de profesionalidad, el pasado 21 de marzo de 2013 se publicó en BOE el Real Decreto 189/2013, de 15 de marzo, por el que se modifica el Real Decreto 34/2008, de 18 de enero, por el que se regulan los certificados de profesionalidad y los reales decretos por los que se establecen certificados de profesionalidad dictados en su aplicación.

Mediante el citado R. D., se introducen algunos cambios fundamentales, destacando entre ellos la aprobación de la teleformación como modalidad de impartición de la formación conducente a la obtención de los certificados de profesionalidad.

Para ello se establece que los tutores‐formadores que impartan formación mediante teleformación, además de cumplir las prescripciones que se establecen en el certificado de profesionalidad a impartir, deberán acreditar una formación de al menos 30 horas o experiencia en esta modalidad y en la utilización de las tecnologías de la información y comunicación.

¿Qué otras competencias estimas que necesita un tutor-formador? Déjalo en los comentarios.