Crea una estrategia eLearning adecuada a tus objetivos. Descubre posibles problemas, encuentra soluciones y ponlas en marcha para conseguir nuevos alumnos y un servicio que destaque frente a la competencia.

Una estrategia eLearning es fundamental a la hora de destacar frente a la competencia. No solo para poder planificar las distintas acciones de tu centro, sino para detectar posibles errores que hagan que no estés ofreciendo toda la calidad que deberías. Mejorar es siempre un objetivo, pero antes de poner en marcha cualquier idea hay que saber en qué van a consistir.

Elaborar y aplicar una buena estrategia eLearning es un punto fundamental a la hora de corregir errores en tu plataforma de teleformación. Un objetivo fundamental si se busca conseguir una oferta ajustada a las necesidades de los alumnos.

Detección de problemas

El primer paso a la hora de establecer una estrategia eLearning es la de identificar qué necesita tu plataforma. Para ello, en primer lugar debes hacer un análisis DAFO de la misma, en donde puedas ver qué ventajas y en qué puntos puedes mejorar todavía más. Te recomendamos centrarte, en especial en cuatro puntos:

– Contenidos. ¿Tu plataforma cuenta con todos los contenidos que tus alumnos necesitan? Los tiempos cambian, y los requisitos de formación en un área concreta cambian. Revisa las posibles actualizaciones, comprueba en qué medida se ajusta a tu oferta y actúa según el resultado obtenido.

– Comunicación. Una de las ventajas del eLearning es la comunicación entre alumno y profesor. ¿Tu plataforma cuenta con estas herramientas? Ofrecer entre tus servicios instrumentos que te permitan realizar resolver dudas, organizar tutorías, y otras acciones similares. Que aquellos que recurren a tus servicios cuenten con estas fórmulas de contacto es un plus que no debes obviar en tu estrategia.

– Autonomía del alumno. El eLearning permite a los alumnos una mayor autonomía a la hora de seguir un curso. Si tu plataforma es correcta las únicas dudas que te deberían llegar serían aquellas relativas al contenido y no a la navegación. Repasa el volumen de preguntas al respecto, comprueba el contenido que estás ofreciendo es comprensible o si tienes que añadir cambios para mejorar la experiencia de usuario.

– Contenidos ajustados a las exigencias del SEPE. Acreditar un curso con la Administración es solo el primer paso, cada cierto tiempo habrá revisiones desde SEPE para comprobar que este contenido sigue ajustándose a estas exigencias. Un motivo más que suficiente para que tu plataforma cuente con módulos de comunicación con los que estar al tanto de cualquier cambio en estos requisitos.

Cómo definir la estrategia

Una vez hayas realizado este DAFO contarás con información suficiente para empezar a desarrollar una estrategia adecuada para un plan de acción de acción para tu plataformas eLearning.

– Enumerar las necesidades y establecer prioridades. Todo lo descubierto en tu DAFO debe quedar en una escala de mayor a menor necesidad de cambios. Un buen primer paso que te indicará cómo debes empezar a actuar y qué partidas tendrán que llevarse una mayor inversión.

– Acciones imprescindibles para poner en marcha la estrategia. No solo hay que definir qué acciones hay que poner en marcha, sino a quién le corresponde. Por ejemplo, si tu plataforma eLearning es de un tercero, a este le corresponderá hacer cambios técnicos dentro de la misma (como por ejemplo los antes mencionados módulos para comunicarse con la Administración).

Al mismo tiempo, si un contenido ha quedado desfasado, tu proveedor será el encargado de aplicar los cambios pertinentes. No obstante, a ti te va a corresponder detectar nuevas oportunidades de formación para contratar nuevos paquetes.

– Reforzar tus puntos fuertes. Un análisis DAFO no solo conlleva detectar aspectos negativos, también encontrarás puntos positivos. Una vez que des con ellos, dedica parte de tu esfuerzo a reforzarlos. Al fin y al cabo, se tratan de tus elementos diferenciadores y por los que tus alumnos apuestan por ti (nunca está de más una encuesta de satisfacción para detectarlos).

– Define tu presupuesto. Tienes que ser realista con tus objetivos y con tus perspectivas de ingresos. De esta forma podrás saber con qué presupuesto partes, algo imprescindible para saber cómo dividir esta inversión en las distintas partidas que ya habías definido en orden de prioridad.

– Constante revisión. En un mundo tan cambiante como la teleformación nunca está de más saber cómo marcha tu estrategia. Presta atención a lo que está haciendo la competencia y observa el comportamiento de tus alumnos. Dos pistas imprescindibles a la hora de renovar realizar un plan de acción para plataformas eLearning.